Monthly Archives: April 2011

Ren?? Girard visto por Alejandro Llano

Estoy preparando una comunicación sobre The Dark Knight, de Christopher Nolan, para el V Congreso Poetics&Christianity que organiza la Facultad de Comunicación de la Pontificia Università della Santa Croce, y me encuentro con un estupendo texto de Alejandro Llano, profesor de metafísica de la Universidad de Navarra, sobre René Girard, crítico literario y antropólogo francés.

El texto está escrito en el 2009 y según se puede ver, se trata de un documento de trabajo del Grupo de investigación sobre Filosofía, Política y Economía de la Universidad de Navarra. Se titula: “Religión, Cultura, Sacrificio” y puede leerse aquí

Una de las frases que llama la atención es ésta:

Girard (…) está convencido de que las humanidades contribuyen a la comprensión del hombre en una medida mucho mayor que las ciencias sociales.

Y más adelante, estas otras:

Isaiah Berlin atribuye al poeta griego Arquíloco el aforismo según el
cual hay dos clases de personas: la del tipo zorro y la del tipo puercoespín;
el zorro sabe muchas cosas, mientras que el puercoespín sabe una sola.
Girard es de esta segunda especie. Por eso fascina e irrita. En una época
como la nuestra, empapada de escepticismo, ha podido decir que su tarea
intelectual se ha dirigido a contrarrestar el relativismo antropológico
imperante, con una teoría que sea a la vez seriamente científica y pueda
abarcar todos los fenómenos clave de la conducta religiosa y cultural del
hombre y de las comunidades humanas. A esta única cosa que sabe la
denomina teoría mimética.

Vale la pena leer el texto entero.

 

Los cl??sicos m??s que dar soluciones, abren interrogantes

He leído una magnífica columna de un colega y amigo, el periodista Juan Ignacio Brito. Les dejo uno de los párrafos y animo a leer el texto completo.

Agradezco la referencia a @AlbertoPedro y @nosoytuchacha.

El valor de la literatura no radica sólo en hacer que los que se exponen a ella aprendan la técnica de redactar bien: dónde ubicar puntos y comas. Mucho más importante es que, como afirma Garber, esta es una forma de escribir que plantea preguntas que no tienen una sola respuesta. Quien lee un trabajo literario de calidad se expone a que el texto abra más interrogantes que las que cierra. Los clásicos, aquellas obras de calidad suprema producidas por intelectos superiores capaces de interpelar a todos los públicos de todas las eras, nos motivan a meditar sobre ideas y cuestiones imperecederas.

Publicado en La Tercera.