Monthly Archives: June 2013

Christopher Nolan: on ambiguity and point of view

I’ve heard a long interview made by Robert Capps, of Wired Magazine, to Christopher Nolan, about Inception (2010).

Here, Nolan’s statement about ambiguity and point of view:

I’ve always believed that if you make a film with ambiguity, it needs to be based on a sincere interpretation. If it’s not, then it will contradict itself, or it will be somehow insubstantial and end up making the audience feel cheated. I think the only way to make ambiguity satisfying is to base it on a very solid point of view of what you think is going on, and then allow the ambiguity to come from the inability of the character to know, and the alignment of the audience with that character.

Interesting. For those writers who love open endings.

Taken from the DVD

Nolan, C., 2010. Inception, Warner Home Video.

Advertisements

Periodismo y filosofía tienen algo en común. A propósito de la película sobre Hannah Arendt (2012)

hannah arendt quotesLeo en una interesante entrevista a Teresa Gutiérrez de Cabiedes, biógrafa de Hannah Arendt, hecha por Lucía Martínez Alcalde y publicada en Aceprensa:


LM: Está preparando un nuevo libro sobre la vertiente periodística de Hannah Arendt. Filósofa y periodista, ¿están relacionadas de algún modo estas dos vocaciones?

TGC: Como dije antes, a ella no le gustaba que la clasificaran como filósofa, porque asociaba la filosofía a una carrera académica enlatada entre los muros de una universidad, y ella lo que continuamente reflejaba era que necesitaba comprender. Pienso que esa raíz de necesitar comprender es la vocación verdadera de un filósofo. No solamente especular sobre teorías, sino que esas teorías empapen la vida que estás viviendo y el sentido que puedas dar con tu investigación a tu propia vida y a la de los demás. Pero también es la raíz verdadera del periodismo: no solo hablar de lo que pasa sino intentar comprenderlo en profundidad y ser consciente de que el hecho de narrarlo también afecta a lo que va a pasar, porque nuestra manera de comprender la realidad condiciona cómo actuamos en el futuro. En el fondo es la misma raíz.

La comparación me parece acertadísima. Espero ver pronto la película Hannah Arendt (2012).